Jueves, 16 de Abril de 2015 20:38
Vota este artículo
(0 votos)

¿Y la democracia en México? Destacado

El precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres. Platón

 

En su informe anual correspondiente a 2014, la UNICEF indicó que más de la mitad de los 40 millones de niños y adolescentes que viven en México permanecen en situación de pobreza, y de ellos al rededor de 4.7 millones están en pobreza extrema. Situación que no importa ahora a ningún candidato ni partido político pues, a pesar de que la pobreza es un asunto que merece atención inmediata, lo único que les importa ahora es quien se quedará con el hueso en las siguientes elecciones.


El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el reparto de recursos públicos entre los partidos políticos, una bolsa que asciende a un total de 5 356 771 247 pesos —Más de cinco mil millones de pesos para campañas que durarán poco más de un mes—, cumpliendo con una disposición legal promovida desde finales del siglo XX para promover la equidad en las contiendas electorales. Si fuera realmente equitativa cada uno recibiría exactamente la misma cantidad que por cierto no debe ser tan grande en un país lleno de pobres, en cambio, la cantidad de dinero que los partidos reciben cada año se calcula multiplicando el número de electores por el monto del salario mínimo.


El partido que más recursos recibirá este año será el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), con  mil 376 millones de pesos, según el acuerdo aprobado por unanimidad en el Consejo General del INE. Además de eso, el INE fijó en 153 millones de pesos el límite de las aportaciones que cada partido político podrá recibir de sus militantes, en dinero y especie, durante las campañas. Esto sin importar que el deber favores a militantes es el principio de la corrupción.


México tiene una democracia muy cara y rara, pues nosotros no elegimos a nuestros futuros gobernantes. Los partidos políticos nos imponen a sus candidatos, que por cierto siempre son los mismos, solo que postulados para diferentes huesos, en estas elecciones tenemos que Pedro, quien fue Diputado Federal, pretende ahora ser Presidente Municipal o Juan, el que fue Diputado Local, ahora quiere ser Diputado Federal. Como un gran ajedrez, siempre juegan las mismas piezas, pero en diferentes lugares, aunque las piezas no sean las de mejor calidad a veces lo que importa más es el apellido monárquico.


Para que México progrese debe impartirse desde la secundaria La Democracia. No esa que nos han vendido en la que vas cada 3 años “votas” para legitimar a tu verdugo, sino la democracia que nos define la Consitutución, esa que muchos políticos ni conocen ni respetan.


Artículo 3 Fracción II inciso a:[C]onsiderando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo.


El mejoramiento económico social y cultural debe ser para el pueblo no para los políticos. Como buen principio seria que rechazaran la jugosa bolsa de  5 356 771 247 pesos y resolvieran el asunto de la pobreza extrema y además, como quieren servir al pueblo, que sus sueldos no sean superiores a 15 salarios mínimos mensuales. Que los vehículos oficiales sean para ellos y no para sus familias. Que si se les sigue un proceso por corrupción y peculado, regresen lo que se robaron y que sean tratados como lo que son: unos vulgares delincuentes. Que deje de existir el fuero y el juicio politico.


Entonces (y solo entonces), en México el negocio de la política y la administración pública dejará de crear verdaderos emporios familiares que ya tienen asegurado su porvenir.

Ultima modificacion el Jueves, 16 de Abril de 2015 20:43
ir arriba