Miércoles, 01 de Abril de 2015 11:36
Vota este artículo
(0 votos)

Para Luis Jorge, que no vive en su mundo, sino en en mio Destacado

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), dependiendo de la precisión de los diagnósticos de autismo, hasta 21 de cada 10 mil niños lo padecen, pero en los últimos años, México ha tenido una incidencia cada vez mayor.

 

En nuestro país los diagnósticos de autismo son tardíos. Muy pocos pediatras tienen la especialización suficiente para realizar un diagnostico temprano, lo que provoca que se pierda tiempo importante para llevar a cabo las terapias sensoriales y de sociabilización que necesitan estos niños.


El Autismo no una enfermedad, sino un trastorno que provoca dificultad a un niño para comunicarse. En su cabeza todo está ordenado, les angustian las situaciones inesperadas, tienen dificultades para hacer cosas sencillas como amarrar unas cintas o subir el cierre de su pantalón.


Es un mito que la inteligencia de las personas con autismo sea superior. Pueden tener memoria fotográfica o habilidades sobresalientes sin llegar a ser genios. Son obsesivos en el orden, tienen una gran concentración y carisma para enamorar con una sonrisa. Los niños con autismo repiten los nombres de las personas que conocen porque eso los hace sentir seguros, pues les calma la angustia que les causan las reglas que no comprenden. Algunos no hablan ni son capaces de comunicarse con expresiones o gestos.


Los pacientes y sus familias no reciben ninguna prestación de los sistemas públicos de salud. Los únicos programas disponibles en nuestro país son privados y sumamente costosos. A lo que más se enfrentan tanto los niños con autismo es a la discriminación por falta de conocimiento del transtorno.


Si se tiene cerca a un niño con conductas poco comunes como hacer aleteos o berrinches sin causa aparente, no hace contacto visual o se quita la ropa cuando siente calor sin importar el lugar en que se encuentre, no se le debe señalar como malcriado. Y si se conoce a algún familiar o niño cercano con estos síntomas es preferible asistir con un especialista para revisar su situación.


Desde 2008 se instauró el 2 de abril como el Día internacional de la concientización sobre el autismo, por lo que llamo a utilizar el listón azul con el fin de promover que las personas con autismo sean tratadas con respeto.

Ultima modificacion el Miércoles, 01 de Abril de 2015 11:48
ir arriba